Piden la declaración jurada de Gabriela Michetti
Cristina y Stolbizer irán a juicio
  • Fecha

  • Contagios

  • Recuperados

  • Muertes

Hoy es martes 31 de marzo de 2020 y son las 11:07 hs. "Querer informarse sin esfuerzo es una ilusión que tiene que ver con el mito publicitario más que con la movilización cívica. Informarse cansa y a este precio el ciudadano adquiere el derecho de participar inteligentemente en la vida democrática” ― Ignacio Ramonet


    11 de agosto de 2016
Pokemon GO y los efectos en nuestra psiquis
Hoy hicimos, en Enfoque Boreal, una entrevista a la Lic. Gabriela Martìnez Castro, Directora del Centro de Estudios Especializados en Trastornos de Ansiedad (CEETA) sobre la llegada de Pokemon Go al país y su relación con la ansiedad. [AUDIO]

Pokemon Go llegó al país y sus efectos en la vida de los argentinos ya se hacen notar. Desde el Centro de Estudios Especializados en Trastornos de Ansiedad (CEETA) vienen hablando de los efectos negativos de la adicción a la tecnología y el incremento de los casos de nomofobia (miedo irracional a no estar conectados a través del celular) los cuales ahora vuelven a estar en los titulares ya que ambos se verán potenciados por esta nueva moda. De hecho se conocieron casos de personas que sufrieron accidentes, otros que perdieron sus trabajos por meterse de lleno a "cazar" pokemones, u otros que llegan tarde a la facultad por excederse en el tiempo dedicado al juego.

Sin embargo, en todo esto hay un aspecto positivo de Pokemon GO, la licenciada en Psicología Gabriela Martínez Castro (MN 18627), directora del Centro de Estudios Especializados en Trastornos de Ansiedad (CEETA), remarcó que "en los trastornos del ánimo como la depresión el juego podría resultar motivador porque 'obliga' a la persona a salir, siempre y cuando no esté tan deprimida que no le encuentre sentido al juego".

Y el punto negativo es para aquellos que padecen de ansiedad social. "Ahora, en personas con ansiedad habría que distinguir de qué tipo se trata -aclaró Martínez Castro-. En casos de ansiedad generalizada podría ser bueno para descargar energía, mientras que puede resultar un arma de doble filo en personas con ansiedad social, que de por sí se trata de individuos con temor al papelón, a ser rechazados y que de por sí suelen aislarse y con el juego podrían hacerlo más aun dentro de 'su mundo'".

Ya se había notado un fenómeno similar con la aparición del Candy Crush, según la lic. Cecilia Palozzo (Psicóloga MN 34964), del staff del CEETA, “parte del gran atractivo que tuvo en su momento el Candy Crush, radica en su característica de ser un juego social; a través de Facebook no sólo se puede seguir a los demás jugadores generando competencia y expectativa sino que también se puede pedir ayuda a los mismos para obtener más formas de continuar participando”.

Esto vuelve a aparecer en Pokemon GO, se arman grupos para salir a "cazar" pokemones, los amigos salen en grupo o se encuentran con otros en la calle  haciendo lo mismo esto lo hace atractivo y positivo para aquellas personas con ansiedad y que se veían recluidas en sus casas.

El ritmo de vida actual, el cual la especialista describe como “convulsionado, agitado y estresante” es también un factor propulsor en cuanto a lo adictivo del juego: “el ritmo de vida que hoy se nos impone nos lleva a buscar mecanismos para evadir al menos un poco la realidad y disminuir la ansiedad que tanto nos genera.”

Adentrándose aún más en el análisis, Maria Cecilia Palozzo, indaga acerca de si el juego genera entonces mayor o menor ansiedad. “La ansiedad es una emoción básica, adaptativa y normal que surge ante un desafío o peligro. Su función es la de ayudarnos a responder ante dicha situación de manera apropiada. Nos damos cuenta de ella al sentir el palpitar agitado de nuestro corazón o por esa sensación rara de zozobra o inquietud, que finaliza o cesa una vez resuelta la situación o problema. Entonces, ¿este tipo de juego aumenta o disminuye mi ansiedad?”, cuestiona la Licenciada.

Explica entonces el proceso que lleva a este tipo de juego a convertirse en una actividad adictiva, a pesar de la aparente ansiedad que puede generar: “Paradójicamente, disminuye la ansiedad provocando cierto bienestar a medida que resuelvo cada desafío, pero la aumenta a medida que avanzo en el mismo a partir de nuevos desafíos que necesito resolver. Se convierte en un círculo vicioso que cuanta más ansiedad tengo más juego; cuanto más juego mas ansiedad genero. Así se transforma en un pasatiempo altamente adictivo”, explica Palozzo.

Sin embargo, y más allá de los factores mencionados, no a todos les genera el mismo efecto. “No todas las personas son susceptibles de generar una adicción, ya que para ello implica un grado de predisposición y características de personalidad particulares”, indica la licenciada.

Entonces, ¿cómo definir si el juego se volvió una adicción para el jugador o no? diversos indicios podrían responder a la interrogante. Por ejemplo, cuando la ansiedad comienza a ser marcada, definida, persistente, generando una necesidad urgente por jugar sin pensar en sus consecuencias y se pierde el control fácilmente, o cuando el juego regla y modifica la vida del jugador, trayéndole problemas a nivel laboral y socio-afectivos como también de la propia salud. “En ocasiones puede sentirse malestar intenso, taquicardia, angustia, o irritabilidad si no se logra conectarse o cuando no se puede jugar”, agrega.

Para concluir, la psicóloga remite en la importancia de encontrar un equilibrio entre el deber y el placer, “para ello hay numerosas actividades que podemos disfrutar saludablemente y que cumplen con la dosis justa y verdadera de distracción y serenidad. Una clave esta en diversificar dichas actividades”, finaliza la licenciada.

"El problema se nos plantea cuando la línea entre “uso” y “abuso” se torna delgada e imperceptible a tal punto que más que soluciones nos trae serios problemas. Pareciera que cuanto más liberados nos sentimos por poder llevarnos “todo” (trabajo, juegos, contactos, redes sociales, etc.) dentro de un pequeño teléfono, más esclavos y rehenes quedamos, sujetos a su uso. El uso de las mismas llegan a suponer hasta un 86% del tiempo de ocupación", indica la Lic. María Cecila Palozzo, del staff del Centro de Estudios Especializados en Trastornos de Ansiedad (CEETA).

Palozzo agregar, "es importante aprender a utilizar la tecnología correctamente para que sea ella quien esté a nuestro servicio y no al revés. Un buen comienzo es conocer cuáles son los síntomas típicos de un uso compulsivo, cuando se trata de una adicción, y cuáles podrían ser sus consecuencias. Es importante destacar que no todas las personas son susceptibles de generar una adicción, ya que para ello implican una serie de factores, entre los cuales se destaca una predisposición o vulnerabilidad"

Algunos síntomas de preocupación:

? cuando la ansiedad comienza a ser marcada, definida, persistente, generando una necesidad urgente por tener que re-chequear, el celular o la tablet, una y otra vez en cortos periodos de tiempo, o utilizar una determinada app, como ser un juego.
? cuando sentimos que el uso del smartphone o la tablet, regla el funcionamiento de nuestra vida a tal punto de traernos problemas a nivel laboral, socio afectivos como también sobre nuestra salud. Por ejemplo restar horas al descanso sobretodo de noche por estar conectados, no realizar actividad física por pensar que “no tenemos tiempo” para ello, etc.
? al sentir malestar intenso, angustia e irritabilidad si no se logra conectar o acceder a la app deseada o se corta la conexión.
? Problemas de salud como irritabilidad en los ojos, problemas asociados a la mala postura como contracturas severas, dolor de espalda, dolor de cabeza.

A modo general, y para evitar la adicción a la tecnología, la Lic María Cecila Palozzo recomienda: "tratar de limitar el uso de los smartphones o tablets, prolongando el tiempo entre los chequeos de los mismos, incluir una rutina de actividad física, proponernos apagar los mismos a un horario determinado antes de irnos a dormir, son simples actitudes que podemos empezar a cambiar para disponer mejor de la tecnología que tan importante es en nuestra vida".

Las mujeres y los adolescentes suelen ser más propensos a padecerla.

"A los adolescentes porque están fuera del contacto con sus redes sociales y también porque quedan fuera del alcance de sus padres, a quien tienen como forma de protección a través del celular", asegura Martínez Castro.

"Y en las mujeres, por los múltiples roles (laboral, académico, familiar, coordinación del hogar, etc) y por cuestiones biológicas que afectan directamente lo hormonal y aumenta la necesidad de control para evitar futuros eventos negativos", agrega.

Los adultos significativos en la vida de los niños ejercen una influencia importantísima a través de su comportamiento llevando a situaciones tales como no poder dejarlo incluso en los momentos de reunión familiar como puede ser compartir una cena o reunión.

El tratamiento

"Cuando afecta la vida cotidiana, cuando se dan síntomas físicos y psíquicos hay que consulta inmediatamente a un especialista porque estos trastornos de ansiedad van evolucionando con el tiempo y no se pueden resolver de otra forma que no sea con un tratamiento adecuado, como la terapia cognitivo-conductual", indica la especialista en trastornos de ansiedad.

En el caso de los chicos, "es importante que los padres les pongan límites a los chicos y que los incentiven a través de otros recursos para que, movilizados por el aburrimiento, utilicen más su creatividad", dice Martínez Castro.

"A través de nuestras técnicas de psicoterapia cognitiva conductual, recomendamos empezar por apagar los dispositivos por períodos cortos, que con el tiempo se van extendiendo, hasta convertirse en momentos específicos, los de conexión", cuenta Martínez Castro desde el CEETA.

Según los especialistas la clave es aprender a controlarse, desprenderse de la tecnología de forma gradual, afrontar de forma aislada las sensaciones y pensamientos negativos derivados de este padecimiento como pueden ser las crisis de pánico

Para prevenir este problema, se recomienda a los padres evitar que los hijos tengan conexión a la red desde su habitación y establecer unos horarios para un uso correcto de las tecnologías.

Hay que separar momentos. La noche es para dormir y, por lo tanto, el móvil debe de estar apagado; del mismo modo, que la cena es para comer y no para estar con el móvil.

Si ya has detectado que pudieras tener algunos de estos síntomas, lo mejor es que asistas a un psicólogo para atajar el problema lo antes posible.

El Centro de Estudios Especializados en Trastornos de Ansiedad (CEETA)tiene su sede central en el Edificio Concord-Sector Los Almendros-piso segundo Oficina 202. Km 50 de la ruta Panamericana ramal Pilar. Teléfono:  0230-4667175 o al 011-4788-6245 ó al Celular 15-4416-1578 www.ceeta.org  También tiene sedes en  Parque Patricios, Barrio Norte, Belgrano, San Isidro, Morón, Lomas de Zamora y Quilmes . En facebook, la fan page es https://www.facebook.com/ansiedad.ceeta 



COMPARTIR:
Relacionadas:
Comentarios:

LA RADIO EN VIVO

 

Estamos escuchando

Enfoque Boreal

de 09.00 a 14.00

 

Boreal TV

 

 

DOLAR

 
COMPRA
VENTA
61.58
66.58

 

GUIA TELEFONICA

 

Buscar en Parada Robles
 

 


Boreal Multimedia - © 2018 - Todos los derechos reservados

  • Desarrollado por
  • Clix.studio

RadiosNet