Por Gabriel Calisto
gcalisto@cronica.com.ar

Inmerso por completo dentro del “PJ en ebullición” que él mismo describe, el vicepresidente del partido, Daniel Osvaldo Scioli, dialogó con “Crónica” sobre las internas, el devenir de la economía y el futuro del país.

A lo largo de la charla con este diario, el ex gobernador bonaerense insistirá con la necesidad de revertir el daño causado a las pymes, recuperar el vigor del mercado interno y desarrollar el crédito para los empresarios.

“Ante la incertidumbre global, hay que fortalecer lo interno”, dice, y marca su preocupación por “el aumento del desempleo y la pobreza. Yo me reúno con dirigentes de parques industriales y me dicen que la cadena de pago ya está siendo afectada, y eso es muy peligroso”, advierte.

-El ministro de Justicia, Germán Garavano, denunció un intento de desestabilización desde el kirchnerismo hacia Macri.
-Por lo que vi, en Mar del Plata, que fue el único ataque al Presidente, no había dirigentes cercanos a nuestro espacio. Igual lo repudio, al igual que las amenazas, que todos los que gobernamos lo sufrimos.

Al contrario, diría incluso. Hace poco acusaron a los trabajadores de poner palos en la rueda. Es al revés. El peronismo le dio al gobierno todos los instrumentos que pidieron para gobernar.

-Se constituyó esta semana la nueva CGT. Para Venegas, será “una CGT massista”.
-Lo importante no es lo partidario, sino la agenda. Yo estoy para defender el empleo, a los trabajadores, y sé que ellos también. Y fíjese que hablaron de cuidar los derechos de todos, y no sólo los trabajadores formales. También estamos trabajando con los movimientos sociales.

-El peronismo habla de unidad, pero hoy está dividido. ¿Kirchnerismo y massismo son irreconciliables?
-El PJ está en ebullición. Democrácticamente, más allá de los ismos, las PASO son las herramientas del sistema para ordenar el juego interno. Por eso en el peronismo, hoy, todos hablamos con todos.

-¿Usted personalmente habla con gente del Frente Renovador?
-Más allá de los contactos personales, hay coincidencias de agenda. Ellos plantearon también el tema de las pymes. El reclamo pr Ganancias. La preocupación por la pérdida del empleo. Por ahí vienen los encuentros.

-¿Le preocupa que Vidal salga “a cazar” intendentes peronistas?
-No, para nada. Hoy, tanto la gobernadora como los intendentes sufren las políticas nacionales.