Reveló que cuando ejerció las funciones de cónsul en Buenos Aires participó en procesos que involucraron a la empresa denunciada por tener talleres clandestinos con trabajadores bolivianos en condición de esclavitud.
  
“Voy a dar un salto al vacío, pero yo quisiera sugerirle a ese diputado que hable con la esposa del señor Macri, que la señora Awada le cuente cómo trabajan los bolivianos, eso le recomiendo a ese diputado (…). Yo personalmente he estado participando en procesos donde esta señora (Awada) estaba involucrada por trabajo esclavo. Así que, señores, antes de pensar en muros, piensen bien en su economía”, declaró.
 
Al ser consultado por la decisión del Gobierno de endurecer la política migratoria bajo el argumento de que un 33 por ciento de extranjeros estan vinculados a delitos, en particular bolivianos, peruanos y paraguayos.

La decisión ya había provocado la reacción del cónsul de Bolivia en Argentina, Jorge Ramiro Tapia Sainz, quien dijo que la ministra Patricia Bullrich está “estigmatizando a los extranjeros” con sus declaraciones sobre los inmigrantes.